Frenillo corto en los bebés y cómo afecta en la lactancia

Una causa frecuente de grietas en los pezones es la llamada "anquiloglosia" o "frenillo corto". En nuestro país (Uruguay) no es una condición diagnosticada con frecuencia, y menos aún se le deriva al tratamiento adecuado, lo que dificulta la lactancia de muchas mujeres y sus bebés. Por esta razón elegimos este texto de la revista LEAVEN, que describe claramente esta condición, sus características y tratamientos.

Extracto de "Frenillo corto y Lactancia" 

Catherine Watson Genna
LEAVEN, vol 38, No2, abril-mayo 2002
Para ver texto completo en español y en inglés


La condición llamada "frenillo corto" o "anquiloglosia" (derivado del griego que significa "lengua torcida") es aquella en la que el tejido debajo de la lengua que une a ésta con la parte inferior de la boca restringe el movimiento de la lengua. En los niños con frenillo corto, generalmente esta banda de tejido se encuentra muy cerca de la punta de la lengua, lo cual deja muy poco movimiento libre, aunque también se presenta como frenillo demasiado corto o inflexible. En generaciones pasadas, esta condición comúnmente se diagnosticaba y remediaba al nacer el niño para prevenir problemas de lactancia y del habla. Sin embargo, al ir disminuyendo la popularidad de la lactancia en los años 1940 y 1950, este tratamiento dejó de ser común. Con el apogeo de la lactancia en los últimos años, el frenillo corto nuevamente se ha identificado como un problema y los investigadores, como consecuencia, han empezado a identificar criterios de diagnóstico y tratamientos que sean apropiados para apoyar la lactancia materna.
Foto de Odontoespacio
Si un niño tiene el frenillo corto y trata de extender la lengua, suele no poder hacerlo más allá de su labio inferior, o incluso la punta de la lengua se ve forzada hacia abajo. Si el frenillo es muy inflexible, la parte posterior de la lengua se levantará mientras que la parte de enfrente permanece pegada a la parte inferior de la boca, formando una honda o joroba. Si el bebé con frenillo corto intenta levantar su lengua, frecuentemente se observará una pequeña depresión en la punta de la lengua, semejante a la parte superior de un dibujo de un corazón. Los lados de la lengua se levantarán mas que el centro si el bebé tiene el frenillo corto. Si el niño intenta mover la lengua hacia un lado o el otro de su boca, torcerá su lengua al hacerlo y no podrá volver la punta de la lengua a las encías. En casos serios, el frenillo corto no le permite al bebé extender su lengua sobre las encías inferiores. Es la presencia de la lengua encima de las encías inferiores lo que inhibe el reflejo de mordida del bebé. Si el seno toca la encía inferior, el bebé, por reflejo, morderá.

La lengua juega un papel muy importante en la lactancia materna. Ayuda a jalar el pecho a la posición adecuada dentro de la boca y luego forma un surco a lo largo del pecho para mantener el tejido en posición dentro de la boca y sostiene la leche en la parte posterior hasta el momento de tragar.
Las dificultades que presenta el frenillo corto para la lactancia dependerán del grado de flexibilidad, el largo de la lengua que queda libre y la flexibilidad del fondo de la boca. Aun cuando el frenillo se encuentra afianzado hasta la punta de la lengua, el niño puede lograr una lactancia sin intervenciones si el fondo de la boca es muy flexible y permite el movimiento de la lengua, pero el niño tendrá que compensar bastante y las tomas serán cansadas y menos eficientes.

Foto obtenida de google imagenes de uso libre
Los bebés compensan el frenillo corto de varias formas. La forma más común es usar su mandíbula para incrementar la presión positiva que ejercen sobre el pecho. En este caso, la madre se queja de que el niño la muerde o mastica cuando mama. El pezón sale de la boca del niño deformado, comprimido o pellizcado como la punta de un lápiz labial nuevo, con una cresta de compresión a lo largo del pezón. El pezón puede mostrar una ampolla en la punta, incluso formando una grieta. El dolor de la madre depende del nivel de compresión del pezón y el daño a su piel.

Otra manera muy común de compensar es usar los labios (en vez de la lengua) para lograr extraer la leche del pecho cuando el frenillo es corto o el afianzamiento es poco profundo.

Los bebés con frenillo corto a menudo pueden mamar siempre y cuando se ponga mucha atención a la posición y colocación al pecho. Una colocación asimétrica, donde se presenta el pezón hacia el labio superior del niño para que extienda su cabeza ligeramente hacia atrás, abra la boca bien grande y se coloque al pecho con el labio inferior y la punta de la lengua tan lejos de la punta del pezón como sea posible puede ayudar a lograr esta meta. Un bebé con frenillo corto corre el riesgo de retraso del crecimiento si se le ponen horarios estrictos o si sus tomas al pecho se limitan.

La consideración más importante para decidir si el bebé necesitará evaluación y tratamiento es qué tan bien funciona la lengua. Si el frenillo parece estar muy corto o muy cerca de la punta de la lengua, pero el niño esta mamando adecuadamente y subiendo bien de peso, tragando sin problemas y la madre no tiene dolor o inquietud, entonces hay menos preocupación que si la lengua se ve bien, pero el niño esta presentando problemas para transferir leche o si su madre tiene dolor al amamantar.

Existen varios tratamientos para el frenillo corto. El tratamiento más sencillo y el que se usa en la mayoría de los casos es una frenotomía, donde el frenillo se corta con tijeras estériles bajo anestesia local. La frenotomía provoca muy poco sangrado y es un procedimiento con muy pocos riesgos. El bebé casi siempre puede empezar a mamar inmediatamente después de la operación, y la madre puede notar una diferencia inmediata en la eficiencia y comodidad de la lactancia. Otros niños pueden tardar hasta una semana o dos aprendiendo a usar su lengua que por primera vez en su vida tiene mayor movimiento. Si parece ser que el bebé necesita ayuda aprendiendo a succionar bien después de la operación, la madre puede buscar ayuda del especialista en problemas de este tipo. 
Publicar un comentario