La RELACAHUPAN reflexiona sobre la Violencia Obstétrica

Queremos compartir con ustedes, para visualizar en todo nuestro Continente que la Violencia Obstétrica, es la violencia contra las mujeres más legitimada por el poder/saber médico y la más silenciada por el colectivo social - Transformándose en Violencia Consentida.

¿Por qué si el embarazo, parto, nacimiento, puerperio y amamantamiento, son procesos de un evento que pertenece a las mujeres?
¿Por qué si su cuerpo está programado para este acontecimiento?
¿Es tan difícil que se les permita decidir, dónde, cómo y con quien parir?
Durante demasiado tiempo el equipo de salud y las nuevas tecnologías se han apropiado del nacimiento y del cuerpo de las mujeres y de las/los recién nacidos y se ha decidido por ellas y sus familias.
La tecnología no es mala, ha tenido muchos beneficios para los nacimientos, lo malo es que los daños al proceso fisiológico y al cuerpo de la mujer y de las/los bebés no han sido positivos para las personas.
El nacimiento de los seres humanos está programado por la naturaleza, ésta lo tiene todo previsto para que la venida a este mundo sea tranquila, pausada, acompañada, saludable: para dar a ese nuevo ser la mejor de las bienvenidas.
El parto tiene un perfecto proceso que se mide por el buen ánimo de la madre, vitales en salud, llenando sus necesidades inmediatas físicas y de ternura y por el progreso… no lo mide el tiempo.
A su vez, el ritmo de vida de hoy, hace que desde el equipo de salud se trate de “ayudar”, lo que no debe ser ayudado; cuando se interviene alteramos los tiempos de la naturaleza y este proceso se cortará y necesitará cada vez más ayuda. No Intervengamos, sólo estemos presentes, acompañando y cuidando, el bienestar de la madre, bebe, pareja y familia, Esperemos y....Ayudemos Solo si es realmente necesario Seguimos trabajando con las mejores y actualizadas evidencias científicas, que desde hace ya 20 años han sido publicadas, y por las que sabemos que la gran mayoría de las maniobras en el proceso del nacimiento no deben realizarse pues generan perjuicio y/o daño. Aún así muchos/as profesionales las siguen ignorando, así como también ignoran las normas de atención y las leyes nacionales en el embarazo, parto y nacimiento.

NOS PREGUNTAMOS ¿POR QUÉ?

Y éstas son algunas de las posibles y variadas respuestas: *EL PODER DEL “CONOCIMIENTO” que ejerce el equipo de salud, porque está convencido que la tecnología es mejor que la naturaleza, por lo que los partos deben ser dirigidos por profesionales médicos y utilizando drogas y tecnología (que convierte los partos y nacimientos en un excelente negocio).

* LA TECNOLOGÍA que se ha ido apoderando del cuerpo de las mujeres convenciéndolas que no pueden parir naturalmente, hasta el punto que el parto y nacimiento fisiológico se está transformando en un acto en vías de extinción. Esta entrega de los cuerpos desde las mujeres, es porque la información que reciben no es la que debería ser.

*PROBLEMA DE GÉNERO, somos las mujeres las que parimos y el patriarcado histórico, no nos permite elegir parir libremente.

Es indispensable y vital seguir empoderando a las mujeres para que cada vez más sientan que en el parto son las protagonistas y tienen derechos sobre su cuerpo y de la vida del ser humano que viene y que sean ellas las que decidan donde controlarse, con quien y donde parir.
Hay un gran movimiento en el mundo de apoyo a los cambios, en el embarazo, parto y nacimiento, estamos trabajando juntos/as.
PORQUE... un cambio real sólo será posible cuando:

* se devuelva a las mujeres y las familias su autonomía, * se las Apodere con apoyo y conocimientos * se las haga verdaderas partícipes del nacimiento de sus hijos/as.

Apostemos a lo más hermoso de los nacimientos, la mujer y su familia disfrutando, el equipo acompañando, un ser humano llegando a este su nuevo mundo con alegría, calor , respeto, cuidado y amor.

En este mes de noviembre, estamos cumpliendo 12 años en RED desde la RELACAHUPAN –Red Latinoamericana y del Caribe por la Humanización del Parto y el Nacimiento -, queremos sumar esfuerzos para hacer visible esta violencia, con Encuentros, Talleres, llegando a los medios de comunicación masivos, trabajando con las mujeres y denunciando las violaciones a los derechos humanos perpetradas en los partos y nacimientos.

Tenemos derecho a parir dónde, cómo y con quien elijamos!
El nacimiento es una ceremonia íntima, amorosa y libre!
Los estados nacionales deben difundir y proteger los derechos de todas las personas.

Relacahupan – 12 años trabajando en Red para Mejores Nacimientos
Publicar un comentario